Los colores, en la vida, son energía. Nos influyen y atacan directamente a nuestro estado de ánimo. Con ellos tenemos una relación especial en el día a día. Tanto es así, que son más importantes de lo que parecen en muchas de nuestras decisiones cotidianas. Cuando tenemos que elegir un color para pintar una pared de casa, cuando escogemos la ropa que vamos a llevar en una ocasión especial o cuando asociamos un momento de nuestra vida a un color determinado.

Todo tiene una explicación y es que hay un lenguaje oculto en cada uno de ellos. Nuestra reacción con los colores es instantánea; casi diríamos inconsciente. Además, está demostrado que pueden sugerir emociones con más rapidez que las palabras.

Con las velas ocurre lo mismo. Sus colores no son casualidad. Podemos ignorar este significado o bien formar parte de este mundo y entender su idioma. La decisión sólo depende de nosotros. Pero si tú ya has decidido que quieres confiar en la energía de los colores no te pierdas todo lo que nos cuentan las velas. Y además, te contamos qué días son más indicados para encenderlas. Su lenguaje está al alcance de todos.

 

Día: Lunes

Las Velas blancas impregnan tu casa de pureza y luminosidad. Es el color por excelencia para los momentos de tranquilidad y relajación. También para aquellas épocas de tu vida en las que necesitas sentirte segura y quieres protección a tu alrededor.

 

Día: Martes

Las Velas rojas reflejan un arranque de sensualidad. Si el amor pasional se viste de un color, ese es sin lugar a dudas, el rojo. También es una forma de activar energías e ir a por todas. Así que puedes encenderla si quieres valor y coraje para alguna experiencia de tu vida.

También existen las velas grises o plateadas, esas que han cogido la fama de ser neutrales por quedarse entre el blanco y el negro. Se vincula con la neutralidad, que no la indiferencia. Por decirlo de alguna forma, representa nuestra mente en un estado de adaptación a nuevos cambios o épocas en nuestra vida. Todos tenemos días y una vela de este color nos ayuda a superar ese cambio.

 

Día: Miércoles

Dicen que los más ambiciosos escogen velas amarillas. Y no es para menos. Este color que, por cierto es el del Sol, atrae los bienes materiales, la abundancia y la suerte. Si sueñas con riqueza, tienes que hacerte con una de ellas. Igual que si empiezas un nuevo negocio ya que también se relaciona con los intercambios comerciales.

Aunque se asocia a la religión, las velas lilas nos ayudan a conseguir esa fuerza interior tan deseada en los momentos de reflexión. El púrpura es un color místico para trabajar valores como la voluntad, la confianza o la seguridad en nosotros mismos. Una forma de encontrar lo que estamos buscando en épocas de meditación.

 

Día: Jueves

Si queremos relajar nuestro hogar, nuestras velas deberán ser azules ya que por su color, calman tensiones y energías negativas. Con una vela del color del cielo, los escenarios se llenan de bondad y paz.

 

Día: Viernes

Muy unidas a ellas están las velas rosas, aunque en este caso, el significado está más ligado a la ternura, la fraternidad y la delicadeza. Al mezclarse con el blanco, las velas rosas inspiran sentimientos más sutiles y tienen que ver con el amor más sincero.

Ahora más que nunca, las velas verdes están llenando los rincones de nuestras casas de esperanza. Es el color que se asocia al crecimiento, a la mejora y a la renovación. Y en época de crisis, no pueden faltar. Como se entiende que el crecimiento implica equilibrio, es también el color de la estabilidad.

 

Día: Sábado

La más temida y con menos adeptos es la vela negra. Simboliza la muerte pero, ¿sabíais que también se enciende para romper la negatividad? Su llama limpia las energías negativas que nos amenazan como los males de ojo y otros conjuros de magia.

 

Día: Domingo

Para las almas más artísticas de la casa, las velas naranjas ayudarán a que no se les apague nunca la llama de la creatividad. Este color también se refiere a la inteligencia y al poder. Es dinámico, estimulante y activo.
 
 
No olvides que al final, como en la vida, lo importante es saber lo que a ti te sienta bien. Hemos visto que los colores de las velas tienen un significado y están indicados para situaciones concretas pero, si de verdad quieres estar bien contigo mismo, es importante que tengas en cuenta el lenguaje de las velas así como tu mundo interior. Sólo así el equilibrio es perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cuatro × = 32

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>