La música nos acompaña durante toda nuestra vida. Nuestras bibliotecas digitales andan llenas de canciones y momentos que representan memorias y recuerdos, instantes capturados en ondas sonoras que disfrutamos una y otra vez sin cansarnos. Evidentemente, podemos escuchar música en momentos muy diferentes de nuestro día a día: mientras trabajamos, estudiamos, realizamos alguna tarea del hogar o, simplemente, nos relajamos al son de nuestras notas favoritas.

Música y deporte

Mucha gente también usa la música como método para entrenarse en el gimnasio o en la calle. Y es que muchos estudios dictaminan que el uso de música mientras se está realizando algún tipo de ejercicio físico aumenta el rendimiento del sujeto en cuestión. El ritmo, la velocidad, la pegada de una canción… todos estos elementos ayudan a que los deportistas se sientan motivados para tirar adelante su actividad física y a darlo todo en cada una de las secciones de su entrenamiento.

Sin embrago, existe un tipo de música muy concreto que nos ayudará a realizar de la mejor forma posible nuestros ejercicios diarios. ¿Os suenan los BPM?

Pulsaciones por minuto

Los BPM (beats per minute) son el numero de pulsos que suceden durante un minuto de canción, es decir, es el término empleado para medir el ritmo de la música. Las canciones más rápidas tendrán más pulsaciones por minuto que las más lentas, variando así la numeración con la que identificaremos cada canción.

Existen así mismo calificaciones para los diferentes tipos de ritmo de cada tema, dependiendo de su velocidad y, por ende, de las pulsaciones por minuto que tenga. El ritmo más lento es aquel donde hay entre 40 y 43 BPM y se llama Grave; el más rápido, por su parte, es el Prestissimo, que se señala cuando una canción navega entre las 176 y 208 pulsaciones por minuto.

Esta es la clasificación entera de los nombres que determinan el ritmo de una canción.

– Grave: 40-43 BPM
– Largo: 44-47 BPM
– Larghetto: 48-51 BPM
– Adagio: 52-54 BPM
– Andante: 55-65 BPM
– Andantino: 66-69 BPM
– Moderato: 70-95 BPM
– Allegretto: 96-112 BPM
– Allegro: 113-120 BPM
– Vivace: 121-140 BPM
– Presto: 141-175 BPM
– Prestissimo: 176-208 BPM

Música-y-deporte

Canciones y deporte

Como bien podemos observar, existen cantidad de opciones diversas a la hora de clasificar las canciones según su ritmo. Respondiendo a la pregunta planteada de forma inicial, las mejores canciones para acompañar el ejercicio físico son aquellas que navegan entre los 120 y los 140 BPM, es decir, aquellas que se clasifican en la categoría de Vivace.

¿Por qué son estas las pulsaciones ideales para acompañar el deporte? Esto tiene que ver con la velocidad a la que funciona nuestro cuerpo a la hora de realizar ejercicio físico. Un ritmo adecuado a la hora de hacer deporte hará que el ejercicio realizado siga los patrones adecuados y que consigamos nuestros objetivos diarios. No hay forma mejor para asegurarnos de que nos ejercitamos a la velocidad adecuada que siguiendo el ritmo de nuestras canciones favoritas.

Y es que no son pocas las canciones famosas que siguen esos mismos patrones. Desde canciones rockeras de lo más clásicas como ‘Jumpin’ Jack Flash’ de The Rolling Stones hasta canciones más modernas como ‘The Story Of Us’ de Taylor Swift, vemos como son muchos los temas que navegan entre los 120 y los 140 BPM.

Listamos a continuación algunas canciones que son ideales para realizar deporte:

- “Beat It” (139 BPM), Michael Jackson
– “I Like To Move It” (123 BPM), Reel 2 Real feat. The Mad Stuntman
– “Push It” (130 BPM), Salt-N-Pepa
– “Rock That Body” (125 BPM), Black Eyed Peas
– “Turn Around” (128 BPM), Flo Rida
– “Feel It” (133 BPM), Tiesto
– “Pop That” (138), French Montana

Música_y_deporte

Los estilos de música y sus BPM

Normalmente, los diferentes géneros musicales se caracterizan por unos ritmos distintivos que los diferencian entre sí. Las canciones que se agrupan en un mismo género musical siguen ciertos patrones que les hacen encajar en una determinada definición. Por lo tanto, podremos establecer algunos criterios para considerar que un tema o artista encaja en un género u otro. Uno de esos elementos fundamentales es, precisamente, el ritmo, calculado en pulsaciones por minuto.

La pregunta obvia, entonces, será: ¿a qué BPM va cada género musical? Aquí una lista para que sepas a cuantas pulsaciones por minuto van tus géneros musicales favoritos.

- Dubstep: 140-175 BPM
– Hip Hop: 80-90 BPM
– House: 124-130 BPM
– Pop: 90-135 BPM
– R&B: 80-90 BPM
– Reggae 75 BPM
– Reggaetón: 70-120 BPM
– Salsa: 80-100 BPM
– Ska 110-135 BPM
– Tango: 50-56 BPM
– Techno: 125-145 BPM
– Trap: 140 BPM

No se ha encontrado contenido relacionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


nueve + 8 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>