Orígenes de la estrella de 5 puntas

El pentagrama, pentáculo o pentalfa es un símbolo de origen antiquísimo y pagano, cuyo origen es casi tan antiguo como el hombre y que ha suscitado misterio y controversia durante gran parte toda la historia. Por lo general lo conforma una estrella de cinco puntas (ya sea boca arriba o boca abajo) rodeada de un círculo.

Se sabe que los Sumerios ya lo conocían y lo mencionaban en sus escrituras como un símbolo religioso y ritual. El famoso matemático de la antigua Grecia Pitágoras también le dio popularidad haciendo un estudio acerca de su proporción y sus propiedades simétricas, descubrió el Número Áureo.

origen del pentaculode cinco puntas

 

Las dos interpretaciones

Existen dos interpretaciones del pentagrama de cinco puntas. La que llama más la atención y suscita interés es la satánica, asociada al mal y los demonios, y por otro lado la terrenal o cosmológica, asociada a la naturaleza.

Hoy en día, es muy recurrente para muchos relacionar este símbolo a ritos y sectas satánicas, sobretodo por la relación que se le da a la estrella de cinco puntas con el animal icónico del satanismo, Baphomet (la cabra) al invertir la cruz. Este símbolo “satánico” aparece en multitud de películas, libros, e incluso en la música, haciendo alusión (estilo heavy metal) con rituales satánicos dónde aparece el pentagrama pintado en sangre, algo relacionado con la invocación de demonios. Lo cierto es que muchos expertos apuntan, y tiene bastante lógica, a que el símbolo de

la estrella de cinco puntas fue desprestigiado y demonizado por la Iglesia Católica durante sus primeros siglos,

probablemente a causa de la férrea e intolerante doctrina religiosa que imperaba en esos días. El símbolo por excelencia del cristianismo es la cruz, por eso la estricta ideosincrasia del cristianismo no podía permitir que se utilizaran ese tipo símbolos de origen pagano como elementos rituales.
pentagrama de 5 puntas

El símbolo del cosmos

hombre-de-vitrubio

Muchos expertos afirman que el pentagrama era, muy antiguamente, un símbolo religioso para los rituales que veneraban los elementos de la naturaleza.

Sus cinco puntas hacen referencia a los cinco elementos (sol, tierra, mar, aire) más el quinto que era el símbolo del alma o la divinidad. El ser humano se ubicaría  en el centro del pentagrama, representando al hombre dentro del cosmos, al igual que hizo Leonardo da Vinci con su hombre de Vitrubio allá por el S.XV.

El círculo que rodea a la estrella representa la tierra, y la forma de protección del individuo frente a las amenazas exteriores. Todo en conjunto representaría simbólicamente a la tierra o madre tierra (Gaia), como personificación de la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


seis − = 3

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>