Llega Halloween, la jornada del terror, las peores pesadillas se convierten en realidad. Películas de miedo, disfraces terroríficos… son muchos los que disfrutan de esta tradición americana en nuestras tierras, dando rienda suelta a aquellas ideas que nos asustan en medio de la oscuridad de la noche.

Miedo-cerebro

Pese a que tendemos a huir de nuestros miedos, lo cierto es que seguimos sentándonos frente al televisor para degustar nuestros films de terror favoritos. Y son muchos los que viven las horas posteriores a la jornada con el miedo aún en el cuerpo, y es que el cerebro humano es capaz de retener todos esos temores como herramienta de protección para un futuro no muy lejano.

Imagínate no sentir miedo, no tener ningún tipo de temor a lo largo de la vida. Sin duda alguna, nos encontraríamos ante una situación realmente peligrosa, donde nos atreveríamos a realizar cualquier cosa sin temer por nuestra integridad física o intelectual.

Pese a que el miedo es un recurso obvio que el cuerpo necesita, no son pocos los que desearían que este desapareciera para poder vivir más tranquilamente y sin los remordimientos que hayan podido aparecer en situaciones de estrés.

Muchos investigadores trabajan día tras día en posibles soluciones para que esos posibles traumas desaparezcan y, por lo tanto, se eliminen de nuestra memoria. Primero y antes que nada, eso sí, necesitaremos conocer como funciona nuestro cerebro y donde guardamos esos recuerdos que nos aterran por las noches.

Miedo_cerebro

¿Dónde almacenamos el miedo?

Los científicos coinciden en que el miedo se almacena en la amígdala central, una parte del cerebro donde se concentran las situaciones de estrés. Más concretamente, ese miedo se guarda en el núcleo paraventricular del tálamo, una zona del cerebro tremendamente sensible. Algunos estudios revelan que, al desconectar esa zona en el cerebro de algunos animales, estos dejaban de reaccionar ante algunas situaciones de ansiedad o de terror.

Para realizar esa operación era necesario desconectar las moléculas que recorrían esa zona del cerebro, particularmente relacionada con el temor y el miedo. Esos experimentos, realizados con animales de laboratorio, pudo identificar cuales eran esas zonas sensibles del cerebro y cuales eran los impulsos que se tenían que eliminar para que dichos animales dejaran de padecer.

Una vez conocidas las bases, ¿podemos llegar a creer que podemos desactivar el miedo del cuerpo humano? Si bien nuestro cerebro es tremendamente más complejo que el de un ratón, hay ciertas conexiones que nos permiten adivinar ciertas semejanzas y conductas similares.

El cerebro humano

Cuando experimentamos una situación que nos provoca miedo, el trauma permanece en nuestro cerebro a través de las conexiones neuronales ligadas a la amígdala central. Una imagen terrorífica o una situación en la vida real que nos provoque un shock puede hacer que volvamos a sentir ese mismo temor al volver a pasar por esas situaciones de estrés.

Al igual que una persona que ha sufrido un accidente de tráfico puede tener miedo a volver a sentarse en un coche, una persona que haya tenido un trauma con cierto personaje cinematográfico puede tener verdadero temor a volver a visionar una película.

Miedo cerebro

Usos para el futuro

Esas investigaciones que se van realizando día tras día pueden ser tremendamente eficaces para el tratamiento de fobias que perturban la mente humana. Desde el miedo a las agujas hasta el temor a las alturas, este tipo de estudios ayudan a analizar el cerebro humano desde otro punto de vista, ayudando para que ciertos pacientes puedan superar sus miedos con el paso de los días.

El miedo, por lo tanto, puede eliminarse de la mente humana, pero esta seguirá recopilando imágenes y momentos tintados de terror mientras sigamos exponiéndonos a momentos de estrés. Eso sí, Halloween es el perfecto momento para poder a recuperar esas experiencias terroríficas, la agradable sensación de encontrarse frente al miedo y a superarlo mientras vives las historias más enigmáticas que te puedas imaginar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 + cinco =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>