Si no la conoces, posiblemente sea por el hecho de que Gerda Taro murió siendo muy joven. Además, en vida formó parte de un sector profesional donde predominaban hombres y fue pareja de un fotógrafo famoso, André Friedmann, a quien ella misma rebautizó como Robert Capa.

 

Gerda-Taro-

Gerda Taro fue una de las pioneras en el mundo del fotoperiodismo femenino. Sus fotos las conoceréis. Son imágenes del frente de la Guerra civil española. Gerta Pohorylle (así es su nombre original), nació en Francia, pero su origen es alemán-polaco. La fotoperiodista judía publicaría la mayoría de sus imágenes en periódicos de ideología izquierdista.

Emigó a París ya que solía ser custodiada por el gobierno nazi por su relación con políticos de la resistencia. En París, fue donde conoció y se enamoró de Capa, que tantos éxitos cosecharía en el mundo del fotoperiodismo sin la que fue para él ¨la mujer de su vida”.

Capa fue quien instruyó a Taro en sus inicios en el mundo de la fotografía analógica. Más adelante, trabajaron juntos e incluso compartieron copyright. Como haría ella con Rafael Albertí; escritor que se convertiría en uno de los protectores y amigos cercanos de la pareja en España.

Milicianas-republicanas-1936
mujer-republicana-taro-1936

«Capa fue quien instruyó a Taro en el mundo de la fotografía analógica».

Aunque Capa fuera quien instruyese a Gerda Taro en un principio, cultivo un estilo propio: un punto de vista cercano y sensible de los horrores de la guerra. Una temática muy enfocada en lo humano que sería indiscutiblemente característico en sus imágenes.¿Recuerdan la mítica foto del miliciano caído por un disparo en la guerra civil? Algunos sugieren que fue ella y no Capa, el autor de esa fotografía, dado el reciente hallazgo de “la maleta mexicana”, documentado por el International Center of Photography: Tres cajas de cartón con fotografías que se creen repartidas en tercios entre Capa, Taro y un tercer fotógrafo David Seymour (apodado Chim).

Gerda Taro murió durante la batalla de Brunete -momento crucial en el desarrollo de la Guerra Civil Española- donde un tanque la embistió. Ironías del destino -de las despreciables- Gerda murió el 25 de julio de 1937 en acto de servicio.

Velaron su muerte como la de una heroína de guerra. En la actualidad, el menudo cuerpo de Taro descansa en París, en el conocido cementerio Pere-Lachaise.

No se ha encontrado contenido relacionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


dos × = 4

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>