Existen múltiples maneras para atraer a los ángeles y pedirles su intercesión.

Quizá la manera más hermosa de invocar a los ángeles y en especial al Ángel de la Guarda, es la que se realiza a través de los llamados “llamadores de ángeles“.

Las primeras manifestaciones que se conocen de su uso se remontan a la época medieval y están presentes en diversas culturas.

Los llamadores de ángeles son unas pequeñas esferas huecas, generalmente de plata, lisas u ornamentadas, que contienen en su interior fragmentos de plata que producen un sonido sutil y armonioso con el movimiento. Este sonido se supone que resulta muy agradable a los ángeles, que acuden a su llamada.

En la India es un regalo casi obligado para las embarazadas ya que se cuelga a la altura del ombligo y protege al bebé de cualquier energía negativa. Desde hace algunos años es una práctica que se ha extendido ampliamente por diferentes países europeos.

La leyenda de los llamadores de ángeles

 

Hay muchas leyendas sobre el origen de los llamadores de ángeles. Dependiendo del país, quien lo entrega a la Humanidad es un genio, un duende o un ángel, figuras con función similar en diferentes culturas, pero el resto de la historia es casi idéntica.

El llamador entregado por los ángelesCuenta la leyenda que en los albores del tiempo, los Humanos y los Ángeles convivían en el Mundo en total armonía. Pero un día los Ángeles tuvieron que abandonar la tierra, dejando a los Hombres sin la protección que les proporcionaba. Como muestra del vínculo que les unía, hicieron entrega a los Hombres de una especie de campanillas que producián un sonido melodioso al ser agitadas.

Su sonido, casi inaudible, era escuchado por los Ángeles a través de la distancia, y de esta manera, cada vez que les necesitaran sólo tendrían que hacerlos sonar y los Ángeles acudirían en su ayuda.

Lo único que pidieron a cambio es que que su uso fuese personal e intransferible. Los llamadores no debían prestarse a otras personas, ya que perderían su magia y dejarían de funcionar. Mientras los Hombres mantuviesen su pacto, ellos volverían para protegerles y confortarles cada vez que escuchasen su llamada.

 

No se ha encontrado contenido relacionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 6 = dos

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>