El mentalismo es una controvertida rama del ilusionismo donde el artista manifiesta tener un alto grado de astucia poseyendo habilidades sobrenaturales como la precognición y la telepatía. Se puede decir que es un arte de ejecución en el que básicamente se utiliza la agilidad mental, los principios de la magia escénica, la sugestión, precognición, la psicoquinesis clarividencia y el control mental, al fin y al cabo el mentalismo viene a ser la magia de la mente.


¿Cómo son los mentalistas?

Un mentalista es completamente consciente de su ingenio y destreza, tiene una personalidad guiada por su mente y no acepta ninguna teoría psíquica porqué las considera fraudulentas. Para ser mentalista no hay que tener ningún don, solo hay que tener interés por la mente humana y las personas.

El mentalismo es una ciencia artística, no hay trucos que te impulsen a ser un gran mentalista de la noche a la mañana, es un oficio de mucha técnica y estudio donde hay que practicas constantemente. La mayoría de los mentalistas que proceden del mundo del ilusionismo, son dos disciplinas distintas pero con muchas cosas en común, con el ilusionismo aprendes a leer a las personas, ves sus reacciones mientras miran tus trucos y entiendes sus reacciones hasta tal punto que puedes anticiparte a sus elecciones. Cualquier mentalista tiene el mismo principio básico para sus trucos y es tan simple como la observación, en realidad no le estás leyendo la mente sino que estás leyendo su cuerpo, su mirada, sus gestos, sus movimientos…


mentalismo-mentalista

¿Cómo se puede aprender mentalismo?

Para aprender mentalismo, lo primero que deberás hacer es aprender el arte de leer en frío, tienes que saber observar y analizar signos y señales, si ves en la mano un anillo de bodas puedes deducir que la persona está casada o si no lo lleva que no quiere que sepa o que hace poco que se a divorciado, un buen mentalista observa con atención innumerables indicadores para deducir detalles que serán los que le darán los poderes de la precognición o clarividencia.


¿Qué hay que saber para ser un buen mentalista?


Memorización y calculismo

La mejor forma de iniciarse en el mentalismo es desarrollando la mente, aprender a memorizar grandes cantidades de datos en poco tiempo o realizando cálculos mentales aparentemente imposibles nos dará agilidad mental al mismo tiempo impactaremos al público. Hay muchas técnicas en Internet o en libros de psicología que no son complicadas y que con un poco de entrenamiento te permitirán memorizar y calcular a gran escala.


Lectura lenguaje corporal

Saber lo piensa la gente observando su expresión facial, su postura o su mirada es fundamental. Esta área es de las más fáciles de aprender y entrenar. De lo primero que te darás cuenta es de cuando un espectador va a ser más o menos participativo con tu truco, y saber distinguirlo de un vistazo de quién podría llevarte la contraria. Con el tiempo también aprenderás a saber qué persona es más sugestionable que otra.

Cuando seas un experto en el área del lenguaje corporal podrás saber cuando una persona miente, adivinar qué objeto entre varios está pensando o encontrar algo que haya escondido leyendo únicamente sus expresiones involuntarias.


Lectura en frío

Las lecturas en frío son un conjunto de técnicas con las que podremos adivinar detalles sobre las personas, su pasado, su presente, su formar de ser… Mediante estas se que determinan cosas sobre la vida de las personas, son técnicas usadas tanto por psiquicos, mediums o lectores de manos y del Tarot. De hecho la mayoría de las personas creen que los videntes o mediums se dedican a hablar y a dar respuestas genéricas cuando en realidad lo que están haciendo es analizar tus gestos mientras hablan.

Para las lecturas en frío es muy importante ser un entendido del lenguaje no verbal y entender la naturaleza humana. Se necesita de mucha experiencia y mucho trato con la gente para entender su lenguaje corporal, hay que saber observar y escuchar todos los detalles de la persona, ya sea en relación a su trabajo o forma de vestir, a su manera de actuar frente a según qué situaciones o conversaciones o incluso en su sistema de creencias.


Sugestión o hipnosis

El último punto y no menos importante, es saber que si conocemos los trucos de la mente humana y sabemos cómo esta funciona, también podremos manipularla para que el expectador haga cosas a nuestra voluntad. Se puede inducir a una persona para que sienta cosas a nivel físico como calor, frío, rigidez, pesadez… también se pueden generar otros efectos más mentales como olvidar un nombre o eliminar de la cabeza de alguien algún dato importante de su vida. Cuando las personas entran en el estado de la hipnosis, podemos hacer que vean cosas que en realidad no existen o que se comporten de una forma impropia.

Para finalizar recuerda que el mentalismo es una ciencia muy completa, sin embargo, si te especializas y dominas algunas de las cuatro áreas mencionadas ya habrás alcanzado lo necesario para convertirte en un profesional distinguido. Sobretodo ten en cuenta que el mentalismo y el arte escénico van de la mano, por tanto, antes de presentar cualquier truco deberás prepararte mucho el cómo presentas y comunicas tu ideas y emociones, sinó la mitad de trucos se te desmoronarán y las técnicas secretas que conozcas pueden llegar a quedar al descubierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


tres × = 24

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>