Veteado y de brillo sedoso, su color va del dorado al marrón oscuro.

Desde la antigüedad se lo asocia al Sol, a la energía y la vitalidad. Los militares romanos los empleaban en los adornos de sus petos, para que les diese coraje en la batalla.

Se la llama la “piedra de la libertad”, ya que aporta la sabiduría necesaria para diferenciar entre lo útil y lo innecesario en nuestra vida, lo que nos ayuda a saber elegir y a ser más independientes.

El Ojo de Tigre proporciona fuerza para romper las ataduras y barreras mentales, así como las cadenas emocionales que no nos aportan nada positivo.

Es una de las piedras más utilizadas en la meditación, ya que ayudan en el crecimiento interior, aumentan la intuición y el coraje para tomar el camino correcto.

<<volver a Gemas>>

No se ha encontrado contenido relacionado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× 6 = veinte cuatro