Las empresas buscan constantemente nuevos métodos para que la productividad de sus empleados pueda mejorar, para que las personas a cargo de un puesto de trabajo sean mejores a la hora de realizar cada una de sus labores. Pese a que son los grandes empresarios quienes buscan sin descanso nuevos métodos para mejorar su productividad, no podemos dejar escapar una enorme oportunidad para adjudicarnos algunas de esas ideas que tanto han mejorado a los trabajadores de grandes empresas de alrededor del mundo.

Deporte

El deporte puede ser enormemente beneficioso para la actividad que podamos realizar en nuestro día a día, sea esta tremendamente compleja o, simplemente, tareas que requieran algo de atención por nuestra parte. Sentirse algo perezoso es perfectamente normal en algunos tramos de nuestras vidas. El gran secreto es comprobar como el deporte puede ser una vía perfecta para reconducir el estrés y nuestras obligaciones en favor de la salud.

¿En que nos beneficia el deporte?

Por muchos es sabido que el deporte es una de las mayores fuentes de beneficio para nuestra salud y nuestro rendimiento en el día a día. En un mundo laboral cada vez más exigente y que requiere más y más energía por nuestra parte, necesitamos de ciertas condiciones en nuestro físico para desenvolver de la mejor forma posible nuestras tareas diarias.

¿Cuáles son esas cualidades que mejoran sustancialmente con la realización de deporte? Entre otras cosas, hacer deporte de forma constante y con pautas de entrenamiento disminuye el dolor muscular, hecho que, sin ningún tipo de duda, ayudará a que podamos desenvolvernos muchísimo mejor en nuestro puesto de trabajo o durante las actividades que queramos realizar.

Puesto que los trabajos de hoy en día requieren de una posición inamovible al transcurso de las horas, es importante que evitemos posibles dolores que nos impidan rendir al cien por cien. Y es que nuestros músculos agradecerán nuestra actividad, reforzándolos, flexibilizándolos y mejorando un tono que, de bien seguro, irá a más con cada una de las sesiones. Nuestros movimientos y su coordinación se verán mejorados, por lo que podremos movernos con aún más facilidad por todos aquellos rincones por los que queramos realizar nuestras actividades.

Hacer deporte facilita la fluidez de la circulación sanguínea y el funcionamiento de la contracción cardíaca, haciendo que, en situación de reposo, la presión arterial disminuya. Sentirnos más a gusto con nuestro físico nos ayudará a levantarnos con mucha más energía y con la convicción de que vamos a comernos el mundo. El ejercicio favorece la autoestima; por ende, ejerce de potenciador de la sensación de competitividad en nuestro cuerpo. Combinar el deporte con una dieta adecuada ayuda a controlar nuestro peso y a mejorar nuestra salud general.

Deporte

El cerebro y la actividad física

Lo más importante para lo que nos atañe es que, en definitiva, el deporte fortalece nuestra actividad intelectual. Su realización produce noradrenalina, serotonina y dopamina, hecho que aumentará nuestra sensación de bienestar y facilitará nuestro rendimiento mental. Está demostrado que la realización de deporte aumenta nuestro compromiso y la sensación de pertenencia a un equipo o a unas determinadas ideas, aquellas que nos empujan a realizar todas nuestras actividades.

Eso, como no podía ser de otra manera, hará que desarrollemos nuestras habilidades y seamos capaces de autogestionar cada uno de nuestros pasos durante nuestras actividades. ¿Y qué ocurre cuando lo que hacemos es directamente ordenado por una tercera persona? No hay de qué preocuparse, puesto que los estudios realizados de forma más reciente demuestran que el deporte potencia el feedback y la capacidad del empleado para transmitir más ideas a las inicialmente recibidas, haciendo que sea aún más valorado y que se crezca ante las adversidades.

Cerebro

¡Levántate del sofá!

Está demostrado que el deporte ha comportado una bajada de hasta un 90% en el ámbito del absentismo laboral, siendo así uno de los mejores métodos para combatir la falta de ganas para realizar nuestras tareas diarias o aquellos dolores que tanto menguan nuestra capacidad física e intelectual.

Hacer deporte puede ser tremendamente favorable para nuestra salud, pero además nos ayudará a ser mucho más activos cuando queramos involucrarnos en cada una de las actividades que vayamos realizando semana tras semana. ¿A quién no le ha pasado que no se ha sentido capacitado para hacer algo por pereza o por falta de ganas? ¿Porqué no evitarlo dedicando unos minutos al día a la practica de deporte?

La falta de tiempo o la distancia que nos separa de nuestro gimnasio más cercano pueden ser factores que nos alejen de la práctica de ejercicios que aumenten nuestra productividad, por lo que es necesario buscar alternativas cuando las cosas no vengan de cara. Hacer deporte desde casa, habilitar espacios para el ejercicio en el puesto de trabajo… las empresas siguen invirtiendo día tras día para que sus empleados puedan estar más felices y productivos. ¿Porqué no dar tu mismo ese paso? Descubre como la práctica de deporte puede ayudarte en tu día a día y te ayuda a liberar toda esa negatividad que evita que des el cien por cien en tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


nueve + 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>